¿Estreñimiento por cuarentena?

Thumbnail ,

Sin duda, la cuarentena nos ha afectado a todos de alguna u otra manera. El confinamiento total o parcial al que estamos siendo sometidos para evitar el contagio, trae consigo otras complicaciones.

El cambio de rutina altera la digestión

En quienes padecemos de estreñimiento, todos los pequeños cambios que hacemos en nuestra rutina tienden a descontrolarnos la digestión. Cuando nos levantamos más tarde de lo común, cuando comemos a deshoras, cuando dejamos de hacer ejercicio o caminar, alteramos nuestra rutina. Todo ello altera nuestra digestión, que es como un reloj, generando que se desajuste.

Durante este periodo de encierro, la ansiedad nos hace comer más y diferente. Hay más tentación, porque al estar en casa tenemos la despensa a nuestra disposición.

¿Cómo prevenir el estreñimiento durante la cuarentena?

Horarios

Para evitar estreñirnos, primero debemos retomar nuestra rutina. Levantarnos a la hora que habitualmente lo hacíamos, y realizar todas las comidas y actividades a la misma hora que las realizábamos antes.

Alimentación rica en fibra

Tomar un desayuno con un buen aporte de fibra y tratar que cada comida la incluya.

Ejercicio

Si habitualmente hacemos ejercicio, entonces no dejemos de hacerlo. Hay muchas maneras de moverse en casa ocupando poco espacio y sin implementos especiales, sólo falta hacerse de ánimo.

Evitar la ansiedad y el estrés

Intenta desestresarte, muchos de quienes sufrimos de estreñimiento, nos gusta mantener el control de todo y en este periodo en el que la incertidumbre es una sensación que predomina, se nos hace más difícil relajarnos y eso afecta directamente a nuestra digestión porque aumenta los niveles de ansiedad. Cuando comiences a sentir esa ansiedad, te recomendamos que pares de pensar en lo que no puedes controlar y vuelques la mirada hacia ti, hacia tu interior y comiences por controlar tu respiración. Eso te devuelve la sensación de control. Piensa que cuando llueve todos se mojan y en una situación como esta, que nos afecta a todos, lo mejor que podemos hacer es seguir las normas de las autoridades de salud y crear un buen ambiente en casa.

Aprende a escuchar tu cuerpo

La ansiedad puede desencadenar algunas facetas obsesivas que nos hacen concentrarnos mucho en nuestras tareas. Esa alta capacidad para concentrarnos también puede jugarnos en contra ya que nos impide conectarnos con nuestro organismo. ¿Quién no se ha visto trabajando por horas en un computador en una posición incómoda y no ha hecho nada para estar más cómodo para no interrumpir la tarea? Muchas veces, para resolver esas incomodidades basta con hacer pequeños cambios: poner la silla más adelante o más atrás de la mesa, sumar un cojín a la silla, enderezar la postura, etc…. la respuesta se genera cuando escuchamos a nuestro cuerpo y lo mismo ocurre cuando no escuchamos a nuestra digestión. A quienes nos cuesta ir al baño, nos cuesta dejar lo que estamos haciendo y tendemos a postergar el estímulo. Eso es lo peor que podemos hacer, porque al omitir o reprimir el estímulo, nos vamos desensibilizando y tornando cada vez más “inmune” a él. Es por eso, que, por leve que sea, debemos reaccionar al estímulo y acudir al baño, dándonos el tiempo suficiente para evacuar. Aprende a escuchar tu digestión, verás como mejora.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping cart

0

No hay productos en el carrito.

Hit Enter to search or Esc key to close