Blog thumbnail

Déficit atencional y estreñimiento

Blog thumbnail ,

Los niños hiperactivos o con déficit atencional son significativamente más propensos a sufrir de estreñimiento que los niños que no sufren de esta afección.

Estudios

Un estudio de más de 700.000 niños halló que el estreñimiento casi se triplicó y la incontinencia fecal aumentó seis veces entre los niños con déficit atencional (DA).

En EE.UU., más del 8% de los niños son diagnosticados con DA. Los niños con la afección muestran hiperactividad, además de dificultades para permanecer concentrados, prestar atención y controlar su conducta.

Se cree que esos problemas conductuales relacionados con el DA podrían ser responsables del aumento en los problemas para ir al baño, ya que los niños con DA podrían no responder de forma adecuada a las pistas físicas para ir al baño y podrían tener dificultades para interrumpir sus juegos u otras tareas más atractivas que desean realizar en ese momento.

La incontinencia fecal es una forma de estreñimiento y ocurre entre los niños que tienen estreñimiento durante varios años. Estos niños pierden del todo las pistas normales sobre cuándo ir al baño, entonces, no aguantan y se hacen en su ropa interior.

Otro aspecto que han estudiado los médicos es que los niños con DA también podrían digerir la comida de forma más lenta o irregular que los niños sin DA. Por lo tanto, fisiológicamente, eso puede conducir a problemas que provocan estreñimiento o incontinencia fecal.

¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos?

Como padres debemos estar conscientes de que este riesgo existe y si es que notamos que nuestros hijos sufren de estreñimiento, debemos consultar al pediatra. Además, los padres podemos evitar el estreñimiento en nuestros hijos, al aumentar la fibra en su dieta y fijarles horarios para ir al baño.

Como expertos en estreñimiento, hemos visto este problema tanto en niños como en adolescentes, pero también nos hemos percatado que con frecuencia se ignora o no se trata lo suficiente.

Por lo general, los padres notan que sus hijos están estreñidos, pero no siempre los llevan a la atención del pediatra, por lo que pasa desapercibido y no es atendido.

Generar el hábito

Los padres podemos ayudar a nuestros hijos fijando horarios regulares para que vayan al baño. Por ejemplo, podemos hacer que vayan antes de ir a la escuela, antes de dormir, o antes de un viaje largo. Al tomar conciencia de lo que ocurre es más fácil comprender por qué les pasa y evitar regañarlos cuando ensucian su ropa interior. Un accidente de este tipo es la mejor oportunidad para enseñarle a un niño cómo prevenir los episodios de estreñimiento.

Algunos médicos están utilizando Ciruelax jarabe para ayudar a estimular la defecación produciendo una simple modificación de la conducta. Esto implica educar al niño para que vaya al baño a ciertas horas específicas, usualmente dos veces al día, una vez antes de ir a la escuela y otra vez de noche. Como Ciruelax actúa entre 8 y 12 horas es simple calcular cuántas horas antes debe administrase para que genere el efecto deseado en el momento indicado, contribuyendo así a la formación del hábito.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping cart

0

No hay productos en el carrito.

Hit Enter to search or Esc key to close